Los mejores Irrigadores dentales – Opiniones y guía completa de compra

Los mejores Irrigadores dentales – Opiniones y guía completa de compra

Irrigadores dentalesUn irrigador dental no sólo sirve para tener una boca más limpia. También hace que ahorres cientos de euros en visitas al dentista. Por qué? Porque son increíbles a la hora de mantener nuestra boca sana.

En otro post ya había comentado cómo usar un irrigador dental, pero se me ocurrió crear esta guía para poder enseñar a todas las personas interesadas qué irrigador dental comprar.

Hay personas que hoy en día siguen utilizando hilo dental, y no entiendo el por qué. Duele y muchas veces te hace sangrar. En cambio con un irrigador todo es más fácil, cómodo e indoloro.

Los 6 mejores irrigadores dentales de 2019

Ahora voy a pasar a explicarte todo lo mejor que pueda cuales son los que considero como los mejores irrigadores dentales. No sólo sus características positivas, también las negativas, porque esas nunca se cuentan.

6. Irrigador Abox

Irrigador dental Abox

No es una marca muy conocida pero muchas personas han confiado en su irrigador dental y parece que cumple bastante bien con lo que promete. Lo suficiente como para ser uno de los mejores irrigadores dentales que puedas comprar.

Cosas que te gustarán del Abox

  • Buen precio. Puesto que no es una marca conocida tiene la ventaja de que su precio se acomoda por la parte baja de la tabla. Tampoco es de los más baratos que puedas comprar, pero es ideal para bolsillos ajustados.
  • Incluye 8 puntas. Me ha gustado que incluye 8 puntas diferentes a diferencia de otros modelos que con suerte incluyen 3. Para conocer qué puntas incluye haz clic aquí para más información.
  • 10 ajustes de presión. Para que cualquier persona de la familia pueda disfrutar de este irrigador, incluye 10 ajustes diferentes de presión. Da igual el tipo de sensibilidad que tengas, hay más de una configuración para ti.
  • Depósito de 600ml. Un depósito lo suficientemente grande para conseguir una limpieza a fondo de tu boca. Además en la tapa del depósito hay un hueco especial para guardar todas las puntas y no dejarlas tiradas por ahí.

 

No es un modelo muy robusto y a primera vista puedes ver que los materiales con los que ha sido fabricado no son los mejores. También hace bastante ruido.

Encuentra más información sobre este producto en Amazon.

5. Irrigador dental portátil Anjou

Anjou

No soy muy fan de los irrigadores portátiles, pero si tuviese que comprar uno, digamos, para llevar de viaje, este sería uno de ellos. Un muy buen irrigador portátil a un muy buen precio. Si buscabas uno de este tipo, presta atención a sus características.

Cosas que te gustarán de este irrigador dental portátil Anjou

  • Gran potencia para su tamaño. Que su tamaño no te haga pensar lo contrario. Este modelo es capaz de expulsar agua a una intensidad de 1.800 pulsos por minuto. Y eso es bastante para sus dimensiones. Si tienes encías sensibles podrás ponerlo en “soft” para que no te haga daño.
  • Buena capacidad de agua. Normalmente en los irrigadores bucales portátiles la capacidad que suelen tener es de 200ml. Eso hace que muchas personas tengan que parar y llenar el depósito para poder acabar con la limpieza. En cambio este modelo de Anjou tiene 300ml de capacidad, suficientes para la gran mayoría de personas.
  • 20 días de batería. El fabricante promete que con sólo 4 horas de carga, tienes hasta 20 horas de uso continuo con este irrigador. Puede sonar a publicidad falsa, pero por las opiniones de los usuarios, es la duración real. Bastante impresionante.
  • Impermeable. A muchas personas les gusta ser multitarea y meterse debajo de la ducha con su irrigador. Con este será posible gracias a que tiene un diseño impermeable. Úsalo bajo la ducha sin miedo.

 

Estaba claro teniendo en cuenta que es un irrigador portátil, pero lo sigo marcando como una característica negativa: sólo hay 2 intensidades. Si tienes encías muy sensibles, o te gusta tener mucha presión, no podrás. Sólo podemos escoger entre “Soft” y “Normal”.

Encuentra más información sobre este producto en Amazon.

4. Waterpik WP-660EU

Irrigador dental Waterpik WP-660EU

Cuando se trata de irrigadores dentales Waterpik se ha hecho el nombre más popular. Y no sólo en España, me refiero a todo el mundo. Sus irrigadores son de alta calidad, desde los materiales hasta las características y funciones.

Vas a encontrar más modelos de este fabricante entre los 3 primeros puestos, y es porque son muy buenos.

Cosas que te gustarán del Waterpik WP-660EU

  • Limpia perfectamente las encías. Sabes esos irrigadores dentales que no tienen suficiente presión, o que tienen tanta que duele incluso en la potencia mínima… pues con este nada de eso pasa. Puedes escoger entre 10 presiones, así que aunque tengas las encías sensibles al mínimo no te dolerá.
  • Buen depósito de agua. En este modelo puedes llenar el depósito con 650 mililitros de agua, por lo que te aseguras que por mucho tiempo que necesites, no vas a tener que andar rellenando de agua el tanque.
  • 7 puntas incluidas. Cuando compras este modelo de irrigador dental, te vienen incluidas 7 puntas para poder limpiar más que a fondo tu boca. 3 de ellas son las estándar, por lo que las podrás compartir. El resto son para la placa, un cepillo de dientes, una ortodóncica y una Pik Pocket.
  • Masaje para tus encías. Cuenta con un modo que expulsa chorros de agua entrecortados que masajean tus encías. El beneficio de esto es que tus encías se relajan y ayudas a evitar cosas como la inflamación de las mismas.

 

Creo que lo único negativo que tengo que decir sobre este irrigador bucal es que hace algo de ruido. Los he visto más silenciosos.

Encuentra más información sobre este producto en Amazon.

3. Waterpik 450 portátil

Irrigador dental portátil Waterpik 450

Aunque el irrigador dental portátil que te he enseñado antes es una excelente opción para llevarte de viaje y sacarte de un apuro, este Waterpik 450 es para mí el mejor irrigador portátil que existe.

Creo que es el único irrigador de viaje que recomendaría incluso para usar a diario en tu propia casa. Quieres saber por qué?

Cosas que te gustarán de de este Waterpik 450

  • Limpia a fondo. Por muchos prejuicios que algunas personas tengan sobre los irrigadores dentales de viaje, este es capaz de limpiar tan a fondo e igual de rápido nuestra boca como un modelo convencional. Bastante increíble para un aparatito así.
  • Tamaño perfecto para viaje. Gracias a su tamaño, más compacto que otros modelos portátiles, ocupa mucho menos espacio en tu maleta/mochila. Aunque un motivo de su reducido tamaño es su pequeño tanque de agua…
  • Presión perfecta. Teniendo en cuenta que ningún irrigador portátil te da la opción de escoger entre más de 2 presiones para el agua, es difícil que uno sea perfecto para todas las personas. Pero con este, la presión mínima es perfecta para personas con encías sensibles, mientras que la presión alta consigue satisfacer a los que les gusta poner la presión al máximo. No decepciona a nadie.

 

Para mí lo peor de este irrigador es que su depósito sólo es capaz de albergar 200ml de agua. Para alguien como yo por ejemplo no me sería suficiente y tendría que parar, rellenar y seguir limpiando.

Encuentra más información sobre este producto en Amazon.

2. Oral-B Waterjet – El mejor irrigador calidad precio

Irrigador bucal Oral-B Waterjet

Puede que te sorprenda que un modelo de Oral-B no haya sido seleccionado como el mejor irrigador dental, pero luego vas a ver que el Waterpik es el mejor de todos.

Eso no quita que el Oral-B Waterjet sea una auténtica máquina en lo que se refiere a limpieza bucal. No sólo cuentas con sus años de experiencia, si no que todas las características hacen que sea una muy buena opción.

Cosas que te gustarán de este Oral-B Waterjet

  • Mejor irrigador calidad precio?. Lo pregunto porque la parte de precio no la tengo clara. No es el más caro, pero no hay ninguno igual de bueno en su rango de precio. Creo que me voy a atrever y decir que el Oral-B Waterjet es el mejor irrigador dental calidad precio.
  • Muy potente. Puede que demasiado. Sabes los modelos que parece que expulsan agua sin ganas? Pues este es todo lo contrario, parece un bazooka. No me extraña que casi nadie se haya atrevido a llegar a los niveles más altos.
  • Recomendado por dentistas. Ya sabes los anuncios que dicen que 9 de cada 10 dentistas recomiendan lo que sea. Pero en este caso puedes ver en las opiniones de Amazon que son los propios dentistas que recomiendan no sólo comprar un irrigador, si no que en especial este modelo. Eso sólo pasa con este y con el siguiente.
  • Confianza Oral-B. Puede que una característica o motivo un poco chorra para algunas personas, pero hay tantas marcas poco conocidas que venden estos productos que nunca está de más contar con una tan conocida como esta.

 

De los irrigadores más ruidosos que me he encontrado. Si lo vas a utilizar por las noches y tienes vecinos, puede que quieras comprar otro o cambiar la hora a la que te lavas los dientes.

Encuentra más información sobre este producto en Amazon.

1. Waterpik 100 – El Mejor Irrigador Dental

Mejor irrigador dental Waterpik 100

Te aviso, es el más caro que hay, o que haya visto, pero también es el mejor. Waterpik sólo se centra en hacer irrigadores dentales y gracias a ello han conseguido hacer varios de los que en todo el mundo se consideran como los mejores. Este, además, es de los más vendidos, tanto en España como el mundo.

Para mí es el mejor irrigador dental y no lo dudo un segundo al recomendarlo. Pero quieres ver el por qué?

Por qué el Waterpik 100 es el mejor irrigador dental

  • El mejor de todos. La sensación que te queda en la boca, no sólo después de usarlo, también horas después, es de frescura y suavidad. Tanto en los dientes como en las encías. Es como cuando te pasas de cepillo a cepillo eléctrico.
  • Ultra silencioso. No me gusta nada que un aparato que se suele usar por las noches o madrugadas sea ruidoso. Y si este Waterpik es algo, es silencioso. De todos los que he podido probar, es el que menos ruido produce.
  • Depósito con 1000ml. Es difícil encontrar un modelo con un depósito que pase de los 600ml, pero en este Waterpik lo que tienes es 1000ml de capacidad. 1 litro completo para que sea literalmente imposible que te quedes sin agua durante su uso.
  • 7 boquillas. No es el que más boquillas trae, pero aún así 7 no está nada mal y por ejemplo para mí son más que suficientes.

 

Literalmente, no tengo nada malo que decir. Aunque por no dejar esto en blanco, supongo que mencionar el precio no está de más. Más del doble que el 90% de irrigadores del mercado. Vaya.

Encuentra más información sobre este producto en Amazon.

 

Cómo escoger el mejor irrigador bucal para ti?

Luego te voy a explicar las características a considerar cuando compres un irrigador bucal, pero primero te voy a dar unos consejos que te recomiendo tener en cuenta.

  1. Sensitividad de tus encías. Muy importante a la hora de escoger un irrigador. Si tienes las encías muy sensibles es recomendable que busques modelos cuyas opiniones digan que la presión del agua en sus niveles más bajos sea perfecta para personas con encías sensibles. Y si tienes encías duras,  pues todo lo contrario.
  2. Habla con tu dentista. Tu dentista juega un papel importante cuando hablamos de la salud de tu boca. Esto significa que si tienes cualquier duda sobre si es recomendable usar o no un irrigador dental en tus condiciones, consúltasela primero. Incluso pregúntale por recomendaciones de modelos para comprar!
  3. Coronas e implantes. Si tienes coronas o implantes, busca un irrigador especial o con puntas especiales para ello. Es bastante importante porque un irrigador normal puede dañar tus dientes.

Pros y contras de los irrigadores

Como todo en esta vida hay tanto pros como contras en lo que se refiere a irrigadores dentales.

– Beneficios de un irrigador de boca

  • Facilidad de uso. Muy fáciles de usar y mucho más cómodos y agradables que la otra opción: hilo dental.
  • Confort. Gracias a la capacidad de ajustar tanto la presión del agua, como las puntas y la dirección de estas, hace que la experiencia de utilizar uno de estos aparatos sea algo cómodo.
  • Velocidad. Una vez que le cojas el truco, será mucho más rápido que usar hilo dental.
  • Limpieza profunda. El chorro de agua es capaz de penetrar en los huecos más pequeños de nuestros dientes y encías, consiguiendo eliminar partículas de comida y otra suciedad que se encontrase bien escondida.
  • Ideal para gente con brackets. Para las personas con cualquier tipo de bracket utilizar un irrigador es más que recomendado.

– Cosas negativas de utilizar un irrigador

  • Precio. Considerablemente más caros que un paquete de hilo dental y mucho más difícil de llevar encima a donde quiera que vayas. Aunque si consideramos que un hilo dental se gasta rápido y un irrigador dura años, el coste acaba siendo el mismo.
  • Tamaño. No todos tenemos el espacio suficiente en nuestro baño como para poder plantar un aparato como estos, con el tamaño que pueden llegar a tener, encima de nuestro lavabo.
  • Técnica. Al principio cuesta acostumbrarse a su uso, y durante los primeros días puede que salpiques todo de agua.

Características a considerar

Mujer utilizando un irrigador bucal en el baño

Lo que cada persona debería de buscar en un irrigador dental depende de ellos mismos y su propia boca. Por ejemplo, si tienes brackets o un aparato dental, entonces vas a querer un irrigador con un accesorio especial para utilizar con ellos y no dañarlos. Pero una vez dicho esto, todos tenemos más que suficiente con la punta estándar que todos traen. Si tienes encías sensibles, entonces vas a querer un irrigador con una variedad de presiones bajas.

– Con cable vs. sin cable

Esta es quizás la primera diferencia a considerar. Los irrigadores dentales sin cable están hechos especialmente para llevar de viaje en tu maleta puesto que son mucho más pequeños que los modelos con cable.

Los irrigadores con cable, es decir, los convencionales, te van a aportar una mayor variedad de puntas para utilizar, diferentes presiones de agua entre las que escoger y depósitos de agua con una mayor capacidad. Estos son la mejor opción para usar a diario. Ocupan cierto espacio en tu baño, pero tómalo como un recordatorio visual para cuidar tu boca.

– Presión

Todos tenemos diferentes preferencias y sensitividad en las encías. Si vas a compartir tu irrigador con otros miembros de tu familia, es mejor encontrar uno que tenga una gran variedad de niveles de presión. Si tienes las encías sensibles, entonces puede que quieras uno con varias opciones de presión suave e incluso con masaje de encías.

En el caso de que tengas encías fuertes y huecos amplios entre tus dientes y encías, entonces necesitarás una presión mayor para deshacerte de la comida y romper la placa sobrante.

– Water pulse / Masaje de encías

Es preferible que el modelo que escojas tenga una opción específica para el masaje de encías. Esta opción estimula las encías y promueve la salud de las mismas, sin importar si las tienes sensibles o no.

– Puntas diferentes

Todos los irrigadores para la boca vienen con una punta estándar, parecida a una pajita con la punta inclinada y estrecha. Otros, además de esa, incluyen otras puntas más especiales, como puntas para la placa, lengua o incluso para la nariz.

Aunque estas puntas siempre se pueden comprar a parte, te recomiendo que busques un irrigador que incluya dos puntas estándar por si quieres compartir con tu pareja, así como al menos 3 o 4 puntas especiales. Así tendrías de sobra.

– Botón de encendido y apagado en el mango

Tener un botón de encendido y apagado en el mango hace que sea mucho más fácil de manejar. Quizás más que la palabra fácil, lo correcto sería decir cómodo. Así en caso de que quieras parar el chorro de agua, sólo tienes que soltar o apretar el botón.

Hay varios tipos de botones On/Off. Lo normal es que tengas que pulsar una vez o mantener pulsado para dejar que corra el agua. Pero hay alguno que tienes que pulsar en la base, y luego el agua empieza a correr, y para pararla tienes que pulsar el botón del mango. No hace falta decir que este sistema ha hecho que más de una persona se haya empapado las primeras veces que lo han usado. Yo prefiero pulsar para que salga el agua y soltar para que pare.

– Depósito de agua

La cantidad de agua que el tanque es capaz de almacenar es bastante crucial. Lo normal es que un irrigador de los de tener encima del lavabo sea capaz de almacenar 600ml de agua, mientras que los irrigadores de viaje suelen tener capacidades de 200ml. Llenar más de una o dos veces al día el depósito de agua no es el fin del mundo, pero cuanta más agua pueda almacenar el depósito, más cómoda será la limpieza en general.

– Tamaño

Las dimensiones y el tamaño general de los modelos de cable no varía demasiado excepto en algunos casos especiales. Recuerda que cuanta más capacidad de agua sea capaz de almacenar, más tamaño va a ocupar sobre tu lavabo. Pero donde deberías de tener más en cuenta el tamaño es en los modelos de viaje. Puede que alguno, por un par de centímetros que mida más que otro modelo, no quepa en tu neceser.

– Duración de la batería

En el caso en el que estés buscando un modelo portátil, es bastante importante que tengas en cuenta la duración de la batería que trae incluida. Mientras que algunos modelos pueden estar funcionando 20 horas seguidas con sólo 4 horas de carga, otros necesitarán ser cargados después de unos pocos usos.

– Temporizador

Un sonido, pausa o vibración es el método que muchos modelos tienen para avisarte de que es hora de cambiar de zona. Normalmente a los 30 segundos te avisan de cambiar de lado de la boca, y al minuto el aviso es para recordarte de limpiar la otra zona (superior o inferior).

– Cantidad de ruido

Nadie quiere comprar un producto que es increíblemente ruidoso, especialmente con un irrigador que suele ser utilizado a horas a las que otros miembros de la familia están durmiendo. Por lo que he visto lo normal es que la cantidad de ruido producida por los modelos que te he enseñado no llega a los 65 decibelios de una habitación a la otra.

– Tipos de puntas

Todos los irrigadores dentales vienen con la punta estándar, y de vez en cuando con muchas otras puntas adicionales. Cada una con una especialidad diferente. Algunas de las más comunes son:

  1. Estándar. La punta básica que viene con todo irrigador
  2. Ortodóncica. Diseñada para la limpieza alrededor de los brackets y otros tipos de ortodoncias. Normalmente tiene una especie de mini-cepillo en la punta para limpiar de restos de comida.
  3. Punta para placa. Un pequeño cepillo al final de la punta alcanza las, de otra forma imposible de llegar, áreas para eliminar los restos de placa y comida.
  4. Cepillo. Te deja cepillar tus dientes a la vez que les echas agua.
  5. Limpiador para lengua. La acumulación de bacterias en la lengua es una causa común de mal aliento. Una punta para limpiar la lengua te permite eliminar esa acumulación de bacterias para darte un aliento más fresco.

 

Consejos para utilizar tu irrigador de la mejor forma posible

Así que ya tienes tu irrigador dental preparado. Incluso has aprendido a cómo utilizarlo y puedes controlar la presión lo suficiente como para no inundar tu baño entero. Perfecto, estás en camino de mejorar tu salud dental… pero cada cuánto debo utilizar un irrigador dental te preguntas? Cuánto tiempo debería de llevar cada limpieza? Debo de cepillarme los dientes y luego utilizar el irrigador, o al revés?

Con qué frecuencia debo utilizar un irrigador dental?

Según la American Dental Association lo normal (y más recomendado) es cepillarse los dientes al menos 2 veces al día, y utilizar tanto un irrigador dental como hilo dental al menos una vez al día.

Ahora nos queda claro que los profesionales recomiendan al menos su uso una vez al día, pero como cada boca es diferente, puede que quieras ajustar esa frecuencia a tus necesidades. Por ejemplo, utilizar un irrigador dos veces cada día siempre va a ser más recomendable que sólo una. Pero si un día lo has dado todo, con la presión al máximo y durante bastante tiempo, puede que quieras esperar al menos uno o dos días para no dañar tus encías.

Cepillar antes o después?

Mientras utilices el irrigador bucal a diario, no importa el orden que escojas. Pero yo te recomiendo utilizarlo antes de cepillarte los dientes. Por qué?

El irrigador es capaz de eliminar trozos grandes de comida o placa, lo que significa que tu cepillo de dientes será mucho más efectivo ya que podrá llegar a las zonas que esos trozos estarían tapando.

No sólo es más efectivo, también podrás ver fácilmente los beneficios de utilizar un irrigador. Cuando lo usas, puedes ver los trozos de suciedad que el agua es capaz de eliminar, y eso te ayudará a utilizarlo con más frecuencia. Esta motivación extra es estupenda para mejorar tu salud bucal.

Pero si prefieres cepillarte los dientes antes, adelante. Mi recomendación es propia y no soy un experto en salud dental.

Cuándo utilizarlo?

El momento ideal para utilizar un irrigador dental es antes de cepillarte los dientes, y justo antes de irte a la cama.

Ya he comentado el por qué de utilizarlo antes de cepillarte los dientes. Pero el por qué de hacerlo antes de irte a dormir es porque por la noche es cuando más estás sin meter ningún tipo de alimento o bebida en tu boca. Así le estás dando a tu boca una limpieza completa que dura más tiempo.

Pero recuerda, esta es mi opinión. Por lo que si después de comer notas la boca sucia, utiliza tu irrigador para poder aliviarte de esos trozos que quedan atrapados entre tus dientes.

Cómo hago para no montar un estropicio?

Durante tus primeras veces usando un irrigador dental lo más seguro es que se te escape algún que otro chorro al suelo o alrededor del lavabo. De lo más normal. A mí y a todo el mundo que conozco le ha pasado. Y a alguno también le sigue pasando después de mucho tiempo…

Para evitar salpicar todo de agua, te recomiendo que empieces por la presión más baja y vayas aumentando de forma gradual hasta llegar a la que más te convenza. También puedes cerrar los labios alrededor de la punta para evitar que el agua salpique hacia afuera. Pero como también necesitas dejar salir el agua, inclínate sobre el lavabo mientras lo utilices. Esto te permitirá expulsar tanto el agua como la suciedad.

 

Tipos de irrigadores dentales

Convencional – La opción más recomendada y también la más popular. Es un irrigador con depósito de agua incluido que se coloca sobre el lavabo de tu baño. Este tipo de irrigador necesita estar cerca de una toma de corriente ya que funciona por enchufe. Lo mejor es que puedes modificar la presión con la que sale el agua en muchas ocasiones hasta en 10 niveles diferentes. Así que se adaptan a las personas con encías sensibles y a las personas que necesitan mucha más presión.

Portátil/de viaje – La opción más pequeña, por ello perfecta para llevar de viaje contigo. Estos irrigadores funcionan por lo general mediante batería que se recarga y suele durar alrededor de 20 horas. Son perfectos si estás mucho de viaje y tu salud dental es muy importante y no puedes pasar un día sin utilizar un irrigador. Y que no te engañen, por muy pequeños que sean, pueden tener una potencia bastante alta.

De grifo – No sé si se llaman específicamente así o no, pero estos modelos no utilizan ningún tipo de corriente eléctrica para funcionar. Solamente se conectan al grifo del baño, por lo que tampoco tienen un depósito de agua. También puedes controlar fácilmente la presión del agua con la propia manilla del grifo.

Cuál recomiendo? Sin duda alguna los modelos convencionales que se conectan por enchufe. Son más profesionales, duran más tiempo y suelen traer diferentes tipos de accesorios.

 

Preguntas frecuentes sobre irrigadores orales

1. Los irrigadores dentales remueven la placa dental?

Sí. De hecho, son mucho más efectivos a la hora de remover la placa dental que un simple cepillado de dientes.

2. Puede dañar mis encías?

Si lo usas de la forma correcta y siguiendo las recomendaciones del fabricante, entonces no correrás peligro alguno de dañar tus encías.

3. Lo pueden utilizar varias personas?

Sí, pero la forma higiénica de hacerlo es que cada persona utilice una punta diferente y que cada uno sepa cuál es la suya.

4. Son capaces de eliminar el sarro?

La placa endurecida se convierte en un sarro que sólo puede ser removido por un dentistas con dispositivos de ultrasonidos especiales.

5. Puedo utilizar un irrigador dental con brackets?

Por supuesto. De hecho el utilizar un irrigador cuando tienes brackets es algo muy recomendado. Busca puntas ortodóncicas para asegurar un buen cuidado del aparato.

Deja un comentario